BORMIOLI ROCCO
 
Entra en el mercado del Diseño y de la Arquitectura con una nueva gama de “bloques de vidrio”
 
El conocido grupo de vidrio italiano, fabricante de vasos, servicio de mesa, restauración y con una presencia importante y cualificada en el mercado de envases de vidrio para la industria farmacéutica, ha lanzado durante el 2013 un plan para entrar en el mercado del interiorismo y la arquitectura con una nueva gama de bloques de vidrio.
 
Para el grupo de Fidenza no se trata de una aventura totalmente nueva, porque Bormioli, ya desde principios de los 90 había adquirido las actividades del servicio de mesa de la más antigua cristalería italiana, “Fidenza Vetraria “ que en su fábrica de Fidenza había producido durante más de 60 años, desde 1930 hasta 1992, el bloque de vidrio, mejor conocido en el mundo de la arquitectura como el moldeado de vidrio.
 
La producción del bloque de vidrio se puso en marcha a principios de este año en su fábrica española de Azuqueca de Henares en la provincia de Guadalajara, a pocos kilómetros de Madrid. El proyecto incluye una línea de producción de vidrio especializada en la producción de bloques de vidrio con la flexibilidad necesaria para garantizar la producción de bloques de vidrio nuevos, tecnológicamente avanzados, y también “a medida”.
 
El proyecto inicia con la convicción de Bormioli Rocco que existe un gran potencial para el re-lanzamiento de este producto y de su tecnología de producción, sobre todo si el enfoque se dirige a la exploración de nuevos ladrillos de vidrio en colaboración con Arquitectos y Diseñadores, tratando de estimular su interés con una estrategia de producción más flexible que pueda reforzar sus ideas, como lo demuestra la historia de la arquitectura del siglo pasado desde Chareaux a Moneo y desde Terragni a Piano.
 
La tecnología de los bloques de vidrio, si se aprovechan adecuadamente, permite a los diseñadores “jugar” con las innumerables características que ofrece desde la tridimensionalidad que se traduce en la posibilidad de combinar entre su tamaño, forma, diseño del vidrio, en uno o ambos lados, interno o externo, el tamanõ, satinado, modularidad y composición. Pero este potencial puede explotarse solamente en una fábrica de vidrio que se especializa en la producción de bloques de vidrio como sucede en Azuqueca de Henares.
 
Experiencia, dedicación, creatividad y la pasión de las personas que trabajan allí, son una garantía para la innovación y el éxito.
 
El primer paso consiste en la realización de una gama con las figuras de vidrio tradicionales más solicitadas, los colores, las piezas especiales como los terminales y los angulares para terminar las paredes interiores y una revisión de las figuras de vidrio más extravagante que pertenecen a la época “deco” de los años treinta y que se proponen bajo el nombre de “VINTAGE”.
 
La nueva gama se llama “PURE”, que destaca la calidad del vidrio que en la Arquitectura es fundamental y debe garantizar la transparencia, el brillo y la luminosidad absoluta. Los componentes de la receta de vidrio garantizan estas características.
 
Todos los bloques de vidrio están certificados dentro de la CLASE 1, la clase que garantiza las características técnicas y las prestaciones más elevadas.
 
El grupo está dedicando recursos y energía, no sólo para garantizar la calidad y la eficiencia productiva, sino también para presentarse en breve con novedades muy originales dirigidas especialmente al mundo del diseño de interiores y decoración que permitan a Bormioli Rocco poder asumir un papel de protagonista.